jueves, 19 de septiembre de 2013

La Zurra




Pedrito fue a la casa vecina por un hacha y durante el trayecto vio tirada una moneda que al instante recogió y salió corriendo a darle la buena nueva a su Madre  “Y el hacha” preguntó ella y Pedrito pegó un brinco y salió en estampida, pero el instrumento prestado para cortar la leña ya no estaba.  De manera que la alegría de una sorpresiva moneda en el camino se trastocó en llanto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada