viernes, 20 de diciembre de 2013

Bueno es el cilantro pero no tanto

Pedro quería divorciarse porque su mujer no le daba hijos.  Todos los gineco-obstetras fracasaron con ella. La mujer optó por el tratamiento de una Comadrona: Machacó en un totumo maduro escorzonera, manzanilla, sábila, cadillo de perro y rosa de la montaña.  En la misma totuma dejó el contenido durante tres meses.  Luego lo coló, agregó  aguardiente, miel de abeja y se lo tomó de un solo jalón.  Buen resultado: la mujer parió 32 hijos y el marido terminó separándose porque no soportaba tanta carga.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada