sábado, 28 de diciembre de 2013

Destino inexorable


La joven sepultada durante quince días bajo los escombros del edificio de una fábrica  que se derrumbó sin que se pudiera salvar el resto de los obreros, fue milagrosamente rescatada con vida, pero de nada sirvió, porque luego de varias semanas la picó mortalmente  un mosquito infectado de trypanosoma cruzi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada