viernes, 29 de noviembre de 2013

La mujer adúltera

Mi abuela me contaba  que en un pueblo de Malasia o en la misma Malasia los hombres sin querer se sentían obligados a tolerar el adulterio dado que nadie era ni quería llegar al extremo de la antropofagia toda vez que la Ley condenaba a la mujer convicta a ser comida viva por su marido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada