lunes, 21 de octubre de 2013

Cacofonía musical


Para evitar la cacofonía musical de los aprendices que barrenaba sus oídos, María Luisa, la ama de llaves del Padre Agustín, colocaba una pesada piedra sobre la tapa del Órgano.  Descomunal piedra que sepultaba nuestra rabia y hacía eterno el silencio de aquellos ejercicios de recreación musical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada