martes, 1 de octubre de 2013

Un Espíritu vengador


Pantallazo-167.png
Juan se ganaba la vida robando velas en iglesias, velorios  y cementerios.  Luego las  revendía. Un mal día lo llevaron a la Emergencia del hospital, pálido y debilitado por la gran cantidad de sangre perdi­da. Juan  relató que el "espíritu de la macumba" esgrimió un cuchillo y "cortó mi mano derecha".   "Anoche fui al cementerio en busca de velas. Cerca del cementerio vi a un grupo de personas prepa­rando un ofrecimiento. "Cuando se fueron, me acerqué al lugar y justo cuando iba a agarrar la primera vela, varias manos me sujetaron por detrás. De repente vi una gran figura enfrente de mí. Me dijo que era el espíritu demoníaco que habita en los cementerios y antes de que pudiera disculparme, sacó un gran cuchillo y me cortó la mano derecha". "Ahora te acordarás para siempre que no debes tomar aquello que no te pertenece, y especialmente con lo que es mío", La policía se muestra escéptica y está buscando al descono­cido que cortó la mano de quien se ganaba la vida robando velas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada