jueves, 3 de octubre de 2013

El coco seco


El Sicario se persigna creyendo que la señal de la cruz lo blindará contra el mal mortal que piensa cometer.  Desconoce, no alcanza a comprender la esencia de ese rito religioso de protección. Su coco lo ha secado el ambiente que el Estado no logra desintoxicar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada