viernes, 11 de octubre de 2013

¿Eres casada?

como piropear a una chica

¡Maldición!!! Por qué maldices, hija mía?  Porque cada vez que por bien o mal tropiezo con un hombre me pregunta si soy casada. Oh, noo, hija!! Bendícete más bien porque a ninguna Fea un hombre le suelta esa interrogante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada